Seguro médico privado en Elche: 10 consejos para principiantes Contacta con nosotros
Seguro médico privado en Elche

Seguro médico privado en Elche: 10 consejos para principiantes

Nuestro equipo te proporciona asesoramiento para encontrar el mejor seguro médico privado en Elche

Seguro médico privado en Elche: 10 consejos para principiantes

Elegir un seguro médico privado en Elche siempre será una buena inversión porque no hay nada más importante que la salud. Pero es importante confiar en verdaderos profesionales. No hay que olvidar que las condiciones y coberturas pueden ser muy diferentes y que hay aspectos que nunca se deben pasar por alto.

A la hora de decantarse por un seguro médico privado conviene, por tanto, dejarse asesorar y tener en cuenta toda una serie de recomendaciones básicas. Este sería el decálogo fundamental.

1. Elegir la modalidad adecuada

A la hora de decantarse por un seguro médico privado en Elche, lo primero que hay que hacer es plantearse cuáles son las necesidades particulares de cada uno. Existen modalidades muy diferentes, desde los seguros más básicos hasta otros mucho más completos o incluso con reembolso.

Es importante analizar las coberturas que se necesitan para elegir el que mejor protección ofrezca para cada caso en particular. Hay que tener en cuenta que el precio puede variar considerablemente de unos a otros, y también los servicios incluidos.

2. Valorar el copago

Cuando lo que se busca es ajustar al máximo el precio del seguro médico privado, se puede optar con una póliza que contemple el copago. Pero antes es importante echar cuentas, si se van a utilizar los servicios sanitarios con frecuencia, lo mejor es abonar una prima única, desestimando los copagos.

3. Analizar el cuadro médico

Es un aspecto fundamental que debe estar entre las prioridades a la hora de seleccionar el seguro médico privado en Elche. Por un lado, se debe analizar el prestigio y reconocimiento de los profesionales. Por otro, si desea ser tratado por un especialista en concreto, habrá que comprobar con qué compañías trabaja.

Junto a ello, hay que comprobar qué especialidades abarca el seguro médico privado y a qué centros se puede acudir. En este último aspecto, la cercanía y la calidad y equipamiento de las instalaciones son criterios importantes.

4. Ver si existen carencias

Antes de contratar un seguro médico privado es importante verificar esta cuestión. Existen prestaciones que pueden tener un cierto tiempo de carencia, es decir un periodo desde la contratación en el que ciertas coberturas no quedan cubiertas.

Ese periodo de carencia puede variar sensiblemente de un seguro médico a otro. En cualquier caso, es importante fijarse bien en que todo esté perfectamente claro en el contrato.

5. Enfermedades preexistentes

Al igual que ocurre con las carencias, un seguro médico privado puede poner límites a personas con enfermedades previas diagnosticadas. Lo habitual es realizar un cuestionario para determinar el estado de salud de la persona y, en función de él, establecer la prima o decidir si se le asegura o no. Conviene no mentir, puesto que la aseguradora puede considerar que la patología ya existía antes de la contratación y no ofrecer cobertura.

6. Analizar las coberturas

Cada seguro médico privado puede ofrecer sus propias coberturas. Es muy importante fijarse en ello. Por ejemplo, puede incluir más o menos visitas al dentista o sesiones de rehabilitación. También es posible que excluyan la realización de ciertas pruebas o el pago de prótesis, entre otras cuestiones. A veces, la diferencia de precio está ahí.

7. Coberturas adicionales

En algunos casos, además de las coberturas habituales en atención primaria, especializada y dentista, el seguro médico privado puede incluir sin sobre coste otras como consulta de nutrición, atención telefónica 24 horas o servicio de ambulancia. Siempre es interesante informarse sobre este aspecto y comparar.

8. Penalizaciones

Es un aspecto que se suele pasar por alto cuando no se ha tenido antes un seguro médico privado, pero que tiene sus consecuencias. En algunos casos, un uso frecuente de los servicios puede llevar a que la compañía decida elevar la prima. El consejo es revisar bien el contrato para comprobar su política al respecto.

9. Leer la letra pequeña

Nunca hay que firmar la póliza de un seguro médico privado sin antes haber leído detenidamente todas las cláusulas. Puede evitar alguna que otra sorpresa. Si hay dudas, lo mejor es preguntar hasta que todo quede perfectamente claro.

10. No precipitarse

Precio y coberturas es lo primero que capta la atención de quién busca un seguro médico privado en Elche. Pero, como hemos visto, hay muchos matices que conviene valorar con calma. Lo ideal es comparar muy bien todos los aspectos y no decantarse por uno hasta no estar completamente seguros de que es el indicado.

Después de leer todas estas recomendaciones, elegir un seguro médico privado en Elche puede parecer complicado. Sin embargo, con la ayuda de profesionales como los de DKV Seguros Elche será muy fácil acertar.

¿Quieres que te llamemos?

    ¿Cuando quieres que te llamemos?